domingo, 27 de noviembre de 2016

Sopa minestrone de Amalia (#asaltablogs)

El queso va aparte

Aquí estamos otra vez, un mes más sin faltar a la cita con el #asaltablogs, ese reto que nos mantiene activos bloguerísticamente hablando, porque si no fuera por ese compromiso con la banda de mangantes, este blog estaría lleno de telarañas y no precisamente por la resaca de Halloween. Es que estamos de lo más ocupado por aquí, pero dejemos aparte las tribulaciones del hombre moderno y sus estreses (o desidias) y vamos a lo que vamos, que no es a volvernos locos con el black friday, sino a arrasar con las cocinas de una compañera mangante. Hoy nos toca Cuadernos de cocina, de Amalia, una bloguera con multitud de recetas ricas entre las que resulta difícil decidirse (lo decimos siempre, pero es verdad) Nosotros, por aquello del frío incipiente, nos decidimos por versionear esta sopa minestrone, de ascendencia italiana, pero reversioneada tantras veces que la nuestra se debe parecer a la original tanto como la paella de Jamie Oliver a la de mi abuela.

Pero eso no tiene por qué ser malo, con no ponérsela a un italiano cuando venga a casa vale, porque por lo demás está riquísima y tiene ese punto reconfortante que te reconcilia con el mundo en una noche fría de noviembre. No amigos, no nos hemos convertido en un anuncio de nescafe, seguís estando en El Tio Pep, así que vamos a lo que vamos: La receta es la de Amalia, pero nosotros trituramos las verduras, porque en casa aún estamos en la lucha de que la verdura nos gusta más cuando no la vemos, y eso nos hizo cambiar un poco el procedimiento. ¿El secreto? No lo hay, un buen caldo, y éxito asegurado.


domingo, 30 de octubre de 2016

Halloween Cottage Pie (#asaltablogs)



Llegados a este punto, es raro encontrar estos días un blog que no incluya la palabra "Halloween" en sus publicaciones de estos días. Nosotros, que somos fans de los autóctonos panellets y demás delicias todosanteras, no le hacemos tampoco ascos a las fiestas extranjeras, siempre que lo que traigan sea diversión y buen rollo (y si de paso cabrean a algún que otro rancio, mejor). Eso sí, un poco de empacho calabacil sí que hemos detectado, entre frankfurts-momia y dedos de bruja por doquier, pero qué queréis que os diga, no nos hemos podido resistir, y aquí andamos, versioneando en clave Halloween esta receta de origen británico, sacada del blog de una gallega afincada en Alemania. La mezcla siempre es buena, dicen, y aquí venimos a corroborarlo con este Cottage Pie al que, como os estaréis temiendo, lo único que le hemos hecho es sustituirle la zanahoria por calabaza para hacerlo más Halloweenero, si es que existe tamaño palabro. 

La receta original es del blog Apfelstrudelkutchen, de la sinpar Sandra Castro, muy pero que muy recomendable, y una incondicional del reto este del #asaltablogs, que lleva con nosotros desde la primera temporada y que siempre tiene un momento para dedicarnos una palabra amable en los comentarios. Un gustazo, Sandra, haberte chorizado, para mi y para los que se comieron este pastel de carne y patata, que casi acabaron haciendo la ola.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Asaltablogs 4.1: Los muffins de limón de Mabel

Nosotros, que somos tan magdaleneros y que como ya sabéis los que nos seguís, las hemos traído por aquí en más de una ocasión, pensábamos, con un puntito de soberbia, para que negarlo, que ya lo sabíamos todo en términos de malenismo, resulta que con esta nueva edición del #asaltablogs, el reto más dicharachero de cuantos pueblan la cosa esta del bloguerismo, hemos aprendido que no, que nos queda mucho por aprender, cosa que no conviene olvidar en ninguna faceta de la vida. Resulta que estos muffins que le hemos robado a Mabel, del blog Mabel's Kitchen, están hechos con la masa más densa que habíamos visto nunca. Al colocarla en las cápsulas resultó algo trabajosa, pero el resultado mereció la pena. Por una vez dejamos de lado la nomenclatura hispana, porque esto sí que son auténticos muffins con un gustito de limón y miel que quita, pero de verdad de la buena, las penas. No en vano hay una frase que me gusta repetir, y que en casos como el de hoy cobra todo su sentido: "Si no sabes que hacer, haz magdalenas".
La receta está tal cual la original, aunque le añadimos un poco de leche para hacerla más manejable y sustituimos los arándanos de Mabel por un lujurioso relleno de mermelada de fresa. En suma, otro robo que es un éxito rotundo. ¿Vamos al lío?